jueves, 20 de septiembre de 2012

Notre Dame


Notre Dame es digna de verse si te gusta la arquitectura pues impresiona bastante su construcción.
A la salida dedicamos un rato a la reflexión, vida contemplativa y oración para acabar de cañitas en San Severin, un lugar mítico y ambientado que yo desde aquí recomiendo. 


7 comentarios:

Abilio Estefanía dijo...

Hola Henar, que bonita que te ha quedado la foto del interior de Notre Dame.

Besos

CarmenBéjar dijo...

Henar, estás graciosísima dentro de esa especie de cebolla de mimbre, jejeje.
Besos

Henar dijo...

Era un sitio espectacular, a la salida encontramos estas cebollitas de mimbre... y rezamos por tantas cosas.
Besos

Juan Carlos Martín dijo...

Entre unas cosas y otras... que ha pasado una semana y no te la había comentado.

La primera me encanta como has conseguido captar todo, el suelo recto y en su sitio y las columnas alzándose hacia el cielo.

La segunda es una de esas ideas ocurrentes y buenas que nos sugieren ciertos sitios según pasamos por ellos.

Un beso.

Henar dijo...

Por mi culpa por mi grandisima culpa, sigo rezando en Notre Dame.

Laura.M dijo...

...Amén!!
Grandiosa la primera y graciosa la segunda:))
Buen fin de semana.
Un beso

Henar dijo...

Gracias Laura, ya he terminado el rosario afortunadamente. Espero que no te mojes mucho este finde. Besos.