lunes, 25 de mayo de 2009

Flores en la montaña

Vivir es importante. Pero respirar es más.
Respirar que es ensanchar lo pequeño en que uno vive
y al ensancharse, cantar.
Respirar.

Por la mañana uno sale mirando sin mirar
y uno siente todo lo nuevo, tan alegre, tan idiota
que comprende la bondad.
Cantar.

Los pájaros parece que quieren decir algo
y la brisa nos murmura sus secretos al pasar.
No hay nada que pensar. Pasar.
Y respirar.

Aquella nuebe, allí lejos, ¿que me quiere decir?
No quiere decir nada. Solo quiere sonreír
y decirme que es feliz
y cantar su porque sí.

8 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Preciosas palabras acompañan una foto llena de intensos colores.
Bonita composicion nos muestras hoy.
Saludos.

Juan Carlos dijo...

La de la derecha quería meterse en la cámara y por eso se acercó tanto, demasiado. Foto con un colorido intenso muy bonito y acompañado de un texto de los que llegan hondo.

Besos.

Merce dijo...

Vivir y respirar... que bonito, unas palabras que llegan adentro. Un acompañamiento muy bonito para unas flores preciosas. Si que hay una que se empeñaba en salir, pero ese grupito que tienes a la izquierda quedaron divinamente.

Biquiños

MGA dijo...

es amarillo o verde... ese olor tan intenso me ha debido de afectar a la vista... he respirado demasiado fuerte para llenarme de tus flores. Felicidades....

Henar dijo...

El amarillo de las flores resaltaba en el suelo, la de la derecha quería salir ella sola en primer plano, que le vamos a hacer... El texto lo he elegido porque respirar en la montaña es una maravilla, sobre todo en primavera, cuando no se tiene alergia, claro.

carmencmbejar dijo...

Veo que comentais la posicón de las flores como si tuviesen vida propia. Sí, parece que posan, muestran a la cámara sus mejores galas, pero a la vez se muestran algo amenazantes, como si nos metiésemos en la madriguera refugio de cachorros de un animal salvaje.

Y los versos tranqulizan, hace que nos soseguemos y pensemos en esas flores allá en la solitaria montaña.

Un abrazo para los tres

Antonio Amores Diaz dijo...

Que estupenda composicion con un texto precioso, me gusta mucho
saludos

Henar dijo...

Las flores tienen vida propia y protestan cuando nos metemos en su territorio mas de la cuenta, el campo hay que tomárselo con calma. Un abrazo