jueves, 14 de mayo de 2009

El deshielo


El frío de enero húyelo,
el yelo en febrero evítalo,
el viento en marzo arrópalo,
el rocío de abril píllalo.
El olor de mayo gózalo,
calor de junio abanícalo,
el bochorno de julio siégalo,
incendio de agosto tríllalo.
Pepino en septiembre déjalo,
pollo en octubre emperdígalo,
el pavo de noviembre ásalo
y el cerdo de diciembre fríelo.
Villarroel

13 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

El agua esta tan real que parece salpicarnos en la cara.
Una toma muy bonita.
Besos

carmencmbejar dijo...

Guauuuuuuu, vaya foto. Me da vértigo y parece que el agua brota de mis pies. Y qué profundidad de toma: el fondo se aprecia totalemente nítido.

Una pregunta: ¿desde dónde la has tomado?

Saludos

carmencmbejar dijo...

Bueno, y del poema no te he dicho nada. Es muy gracioso y da un punto chistoso y algre a la foto. Muy buena idea.

Besis

Mariluz dijo...

Veo que tienes tareas para todos los meses del año, jeje...

Muy guapa la foto, te quedó fantástica el agua en primer plano, caía con fuerza, ¿eh? Mucha profundidad en la foto, bonito paisajes os recorreis tu marido y tú. Si es que no hay nada mejor que la Naturaleza...

Un beso, Henar!

Juan Carlos dijo...

No conocía yo este texto, resulta curioso que cada mes tenga lo suyo. Ahora toca olor, a flores, a hierba húmeda a todo eso que estaba en el lugar donde te pusiste a hacer la foto. Por cierto, un poco arriesgado donde te colocaste y para el que no se lo crea tengo la prueba.

La foto me parece fenomenal, el agua en primer plano, cayendo hacia adelante, y la pendiente del monte bajando ante ti de forma continua hasta llegar al final, al llano y a las nubes. Es un punto de vista original, muy original.

Besos.

joan dijo...

Cómo se nota este año el aumento de los arroyos, da gusto verlos. Así te ha quedado tan bien esta foto, con esa cantidad de agua que baja con fuerza.

Bonitas vistas. Un slaudo.

haideé dijo...

¡Qué maravilla! Apetece zambullirse en el...
Un paisaje espectacular y además me gusta la toma en vertical, le da aún más fuerza a la caída del agua...
Bueno, algún vegetariano pensará del texto algo :)
Un abrazo

Merce dijo...

Entre el apacible silencio de la foto anterior y la alegria y bullicio con que corre este agua, es un gustazo pasarse por aqui.

Muy bonita, eso si, cuidado jajaja a veces un resbalon puede ser tremendo. Buena vista, fantastica, la profundidad es buenisima y el paisaje una gozada.

Un saludiño.

Mayte dijo...

¡Qué frescura tiene esta foto, Henar!
Realmente parece salpicar el agua sobre quien la mira!
Los verdes muy bonitos y el paisaje precioso, invita a una excursión de las buenas!!

Besos!

Henar dijo...

El agua salpicaba la cara y hasta la cámara. Está tomada en la Sierra de Béjar en el punto llamado Los Canalizos al que se puede ir por un camino que parte de la segunda plataforma un poco a la izquierda pasando la alambrada y luego sube en dirección a la izquierda guiándote de hito en hito. Hay unas cascada muy grandes y ahora está lleno de agua, es un sitio que seguro que les gusta a los vegetarianos.
Besos

MGA dijo...

Que fuerza imprime ese agua en primer plano y que maravilla de profundidad que tiene la foto... es genial. Muchas felicidades Henar.

Henar dijo...

Gracias por tu comentario MGA, un abrazo

Vito Coppola dijo...

Immagine molto bella...complimenti!
Vito