miércoles, 9 de noviembre de 2016

Fe


Aunque sabía que se refugiaba en el campo fue difícil encontrarle. Estaba asando castañas refugiado en una cueva del chaparrón que estaba cayendo. Al acercarme se asustó pero no había sitio para huír. Le dí la noticia y se quedó alucinado -¿jokes?-.
-No, es cierto. Te han concedido el premio y están esperando una respuesta...

5 comentarios:

Carmen Cascón dijo...

¿No me digas que Bob estaba escondido en una cueva de la sierra bejarana mientras en Estocolmo le andaban buscando por todas partes para darle el premio?
Un beso

Juan Carlos dijo...

Caray, qué rincón más hermoso.
Salu2

Henar Maíllo dijo...

Podría referirse a Bob perfectamente, pero es un personaje ficticio. Bob creo que tiene una exposición de pinturas o algo así antes de recoger el prestigioso premio, Carmen.

Es un sitio vara visitarlo alguna vez, sobre todo en verano, Juan Carlos.

Besos.

Juan-Carlos Martín dijo...

Llego muuuuu tarde... Genial microrrelato.

Besos.

Henar Maíllo dijo...

Hombre llegaste!