lunes, 9 de mayo de 2016

Con h de humor


Era una ciudad perdida rodeada de altas montañas rocosas de con un difícil acceso, conservaba restos de un pasado esplendoroso y defensivo en el cual, los actuales visitantes inventaban nuevas historias pacíficas y divertidas.

3 comentarios:

Juan-Carlos Martín dijo...

Hay que reconocer que te ha quedado curioso el efecto pero me gustaría ver también la original.

El texto... me gusta. Denota positividad, algo importante.

Besos.

Juan Carlos dijo...

¡Anda! ¿tenías que velar por su intimidad que la pixelaste toda? estos famosos...
Salu2

Henar Maíllo dijo...

En estos tiempos divierten mas las historias truculentas, violentas, reivindicativas y competitivas, pero para todo el tiempo las encuentro un poco cansadas, por eso me he quedado aquí un ratito a descansar y divertirme, que no sirve de mucho quejarse tanto.
La intimidad es ¡importante y necesaria!.
Besos y abrazos.