sábado, 13 de diciembre de 2014

Boby


El GPS marcaba allí el camino, pero no había rastro de él. Subió campo a través buscando la puerta de la finca mientras la niebla avanzaba cubriendo el otoño en un momento. Al fin oyó un ladrido conocido: Boby había salido a su encuentro.

2 comentarios:

Juan-Carlos Martín dijo...

Si es que me pierdo incluso con GPS... Preciosa foto, estaban el día y el lugar indicados y lo viste bien.

Henar Maíllo dijo...

Eres un perdido...