miércoles, 19 de noviembre de 2014

Una foto en el bosque


Si supiera escribir
te escribiría un poema,
si supiera contar
te contaría una historia;
si supiera hablar
te daría una alegría,
si supiera entender
entendería tu altura.
Si supiera escuchar
oiría tu risa,
si supiera jugar
jugaría contigo;
si supiera estudiar
investigador sería,
si supiera trabajar
de profesor quería.
Si supiera soñar,
soñaría que sabía.

7 comentarios:

Carmen Cascón dijo...

Los puntos de luz asemejan en cierta forma a la lluvia que siempre cae inmisericorde sobre El Bosque durante años de desidia. ¿Logrará un día recuperar su esplendor?
Un beso

Henar Maíllo dijo...

No lo se, todo depende del color con que se mira. Una persona rara encuentra espléndido visitar el bosque alguna vez.
Un abrazo.

Juan-Carlos Martín dijo...

¿Seguro que no sabes de todo eso que dices? Yo creo que sí. Y de poesía mucho más que yo. Me gusta la atmósfera de la foto.

Besos.

Antonio Torres Márquez dijo...

Estupendo poema.

Saludos.

Henar Maíllo dijo...

Gracias por vuestros comentarios.
Un beso.

Ripley dijo...

Para "escuchar" hay que prestar atención es decir es necesario tener voluntad de hacerlo y esforzarse. Pero "oír" es algo ajeno que no depende de nosotros, oímos miles de ruidos y voces todos los días a todas horas y no reparamos en ellos salvo que cruces andando con un bastón por la Gran Vía con el semáforo en rojo y los coches te piten.

Mucho mejor el texto que la foto.

besos

Henar Maíllo dijo...

Gracias, la foto tiene una historia que yo no se contar, ten cuidado, presta atención, aunque mis palabras no sirven de ayuda... no te fijes tanto en las niñas! ,-)