jueves, 14 de agosto de 2014

Al norte


6 comentarios:

Juan-Carlos Martín dijo...

Anda, si soy yo... Y se ve el acantilado en mis gafas. Muy bien visto ese detalle.

Besos.

Ripley dijo...

La conclusión de ésta foto es obvia. Juan Carlos es un presumido que se tiñe el pelo.

Yo no lo haría me gusta que las cosas parezcan lo que son y que cada uno envejezca como debe.

besos

Juan-Carlos Martín dijo...

A ver, a ver... ¿qué me tiño el pelo?¿no ves las canas con lo que tu eres para fijarte hasta en el más mínimo detalle en las fotos?

Si a eso añadimos unas bonitas arrugas de expresión, que van saliendo cuando uno menos se lo espera... Cada uno añade años no como debe, sino como puede.

Un abrazo.

Henar Maíllo dijo...

La conclusión es obvia: soy yo la presumida. Abrazos.

Carmen Cascón dijo...

Anda, si a este señor creo que le conozco... Buen retrato, Henar. Además esas gafas de espejo le sientan bien y tienen su punto atractivo para la foto y para el retratado...
Un saludo

Henar Maíllo dijo...

Claro que le conoces, yo también creo que le sientan bien las gafas y las he sacado partido ;)
Besos.