viernes, 5 de julio de 2013

Géode

Una bola hecha de espejos en la que se reflejan todos los que se acercan a ella.

5 comentarios:

Juan-Carlos Martín dijo...

Esa esfera daba para mucho y encima con el día nublado mejor aún. Buena toma. Y buenos recuerdos...

Besos.

Henar Maíllo dijo...

Buenos recuerdos, ya volveremos a hacer la foto sin nubes y desde otro ángulo.

Carmen Cascón dijo...

Uy, el caso es que me suena dónde está la bola de espejos que nos enseñas pero no caigo ahora mismo... Los espejos son muy agradecidos, al igual que el agua, por reflejan hasta el infinito lo que tienen delante.
Un beso

Miguel dijo...

Si no me equivoco esa esfera está en París ¿? La verdad es que los reflejos siempre son atractivos. Debe ser por ese misterio que nos plantean sobre la propia existencia, ¿somos, o no somos más que un reflejo en un inmenso cristal?. Saludos,

Henar Maíllo dijo...

Me hizo gracia ver el parque en una esfera de triángulos, las vistas eran espectaculares.