lunes, 8 de abril de 2013

El museo textil de Bejar

El río Cuerpo de hombre creció hasta desbordarse; después volví a la ruta de las fábricas y el sonido de su fuerza era bastante grande. El museo textil que sale en la foto y aún no fue abierto, será tapado por los árboles en cuanto crezcan sus hojas.

6 comentarios:

Miguel dijo...

Hola Henar. Bonita fotografía y oportuna, porque tienes toda la razón en poco más de un mes el edificio no se verá desde ahí. Un abrazo,

Carmen Cascón dijo...

Cada estación del año pinta con sus colores de manera distinta la Ruta de las Fábricas. En invierno las ramas desnudas permiten ver mejor el río; en primavera las flores le inundan de color; en verano la maleza atrae a fauna curiosa; y en otoño las hojas de los árboles se mecen sobre la superficie de sus aguas.
Un beso

Laura. M dijo...

Cuando el rio baja así, no hay nadie que se resista :))
Que falta le hacía el agua.
Un beso.

Henar Maíllo dijo...

El edificio seguirá ahí aunque no se vea, hay muchas cosas que ver en la ruta, estos días lo mejor ha sido el agua mientras no te pille el desbordamiento.

Juan-Carlos Martín dijo...

Estoy despistadísimo ¿esta no la había comentado? Bueno, pues creo que has reflejado muy bien, sin necesidad de enseñarnos ninguna cascada entera, como iba el río estos días. Incluso has logrado que se vea bien el fondo, el cielo y la Sierra, sin que se te queme lo más mínimo.

Besos.

Henar Maíllo dijo...

El río venía a tope, hacía tiempo que no se le veía así.
Besos.